Volver arriba

Las sustancias o droga alucinógenas provocan cambios en las percepciones, sobre todo, visuales, que van desde distorsiones e ilusiones, hasta verdaderas alucinaciones. Es decir, desde la deformación de una imagen hasta la percepción sin objeto externo. Son sustancias que se encuentran en plantas, hongos, animales o incluso son producto de la síntesis química.

El PCP, feniciclidina o polvo de angel, la psilocibina u hongos, la mescalina (el peyote y el cactus San Pedro), la Ketamina que es un anestésico para caballos, la absenta o trujanos, la Ayaguaska y el LSD, entre otras, son sustancias alucinógenas.


El LSD
, es un derivado sintético de un ácido que se encuentra en un hongo parásito del centeno, con lo cual en la Edad Media, contaminaba la harina del pan y causaba intoxicaciones por convulsiones o cangrena de las extremidades.

La experiencia del consumo se denomina ”viaje” y los efectos son, sobre las percepciones, visuales y auditivos; aparecen cambios en la forma, color y brillo de los objetos, distorsiones de la imagen corporal, ilusiones con objetos y formas geométricas.Efectos psicológicos como cambios de humor, incremento en la labilidad (llantos, risas inapropiadas o, en general, respuestas emocionales desproporcionadas como reacción a la afectación física), puede aparecer sensación de separación de la mente y el cuerpo, de fusión del yo con el exterior. En ocasiones “malos viajes” ansiedad, angustia o miedo. Efectos psicosomáticos, tales como midriasis o pupilas dilatadas, taquicardia, hipertensión, sequedad de boca, sudación, “piel de gallina”, aumento de la temperatura e hipertensión.

La Ketamina, es un anestésico para caballos y tiene efectos similares a la cocaína. La ketamina tiene un elevado potencial alucinógeno.

El  PCP o Feniciclidina, o cristal, su consumo es oral, fumado o inhalado. Su intoxicación puede ser mortal (convulsiones, encefalopatía y rigidez muscular). También conocida como polvo cósmico, es en estos días una droga de las más peligrosas para la salud y la vida.

La Mescalina (el Peyote y el cactus San Pedro), provoca vómitos y es similar al LSD.

La Harmala, se consume vía oral en bebidas alucinógenas llamadas Ayahuasca (en Ecuador, Perú y Bolivia), Caapi (en Brasil y Colombia) o Yagé (en Colombia). Su reacción son vómitos. También existen otros alucinógenos, y no hay que olvidar, que el cannabis en dosis muy elevadas también puede llegar a ser alucinógeno.