Volver arriba

La heroína es una droga altamente adictiva e ilegal en la mayor parte de los países. Pertenece a la familia de los opiáceos, (junto con la Morfina), de los cuales son el que presenta más abuso en el consumo y el que tiene un efecto más rápido, y se clasifica, al igual que éstos, entre las sustanciasdepresoras del Sistema Nervioso Central.

La heroína se prepara a partir de la morfina, sustancia que se encuentra naturalmente en los conductos lactirífaros de la cápsula de la Papaver somniferum o adormidera, desde donde se extrae mediante cortes superficiales por los que supura látex (opio).

Generalmente se vende en forma de polvo blanco o marrón, o como una sustancia negra pegajosa conocida en las calles como “goma o alquitrán negro.

La heroína puede fumarse, inyectarse o inhalarse. Las dos primeras vías de administración, son las de acceso más rápido al cerebro y por lo tanto, las que producen efectos en menor tiempo.

Con el consumo regular de la heroína se desarrolla la tolerancia a la droga, en la que la respuesta fisiológica (y psicológica) del consumidor disminuye y se necesita una mayor cantidad de heroína, para obtener la misma intensidad del efecto. Losconsumidores de heroína, corren un mayor riesgo de adicción, que con otras drogas o sustancias psicoactivas; se calcula que cerca del 23 por ciento de las personas que consumen heroína, se vuelven dependientes de ella, y ello es debido a que sudependencia física es mayor que en otras drogas, por ejemplo, la cocaína y las drogas de diseño, en que la dependencia es más psicológica que física.

Efectos del consumo de heroína:

  • Somnolencia.
  • Apatía.
  • Disminución de la actividad física.
  • Miosis.
  • Disminución de la tensión arterial.
  • Nauseas y vómitos.

Efectos del abuso o sobredosis de heroína:

El abuso de la heroína está asociado a consecuencias graves en la salud, incluyendo sobredosis mortal, aborto espontáneoy, particularmente en el caso de los consumidores que se inyectan la droga, enfermedades infecciosas como el VIH/SIDA y la hepatitis.

El consumo crónico puede llevar a:

  • La oclusión de las venas.
  • Infección del endocardio.
  • Complicaciones pulmonares, como neumonía.

Además de los efectos de la droga en sí, la heroína que se vende en la calle a menudo contiene contaminantes tóxicos o aditivos que pueden obstruir los vasos sanguíneos que van a los pulmones, hígado, riñones o cerebro, causando daño permanente a estos órganos vitales.

El consumo crónico de la heroína produce dependencia física, un estado en el que el organismo se adapta a la presencia de la droga. El consumidor puede experimentar síntomas graves del síndrome de abstinencia si disminuye o descontinúa abruptamente el uso. Estos síntomas, que pueden comenzar a las pocas horas de la última administración de la droga, pueden incluir desasosiego, dolores en los músculos y en los huesos, insomnio, diarrea y vómito, escalofríos con piel de gallina(“romper en frío” o “cold turkey”) y movimientos en forma de patadas (“kicking the habit”).

El síndrome de abstinencia de la heroína, es muy escandaloso, dolores musculares, fiebre, etc. sin embargo, no produce la muerte un síndrome de abstinencia de esta droga, sin embargo, sí que se dan muertes por síndromes de abstinencia con altas dosis de consumo de alcohol y psicofármacos o benzodiacepinas, por parada cardio-respiratoria.